Checkpoint Guanábana

Written by

Checkpoint Guanábana: desde Berlín no te falla.  Nueva York no es la única “ciudad que nunca duerme”;Berlín, por ejemplo, tampoco lo hace.

La música ayuda a mantenerla despierta, y un par de colombianos contribuyen a ese propósito con su proyecto Checkpoint Guanábana. 


El artífice de este proyecto es el Hermano Simón. Antes, en Bogotá, lo conocíamos como Simón Cabezas. Era un tipo que tocaba funk con su guitarra y estudiaba derecho, pero que por cosas de la vida terminó viviendo en un convento de Barcelona. Además de su nombre artístico, de esa experiencia resultó la determinación de dedicarse a la música. Un abogado menos, gracias a Dios…

Después de varios años de mantener despiertos y bailando a varios en Alemania y Europa, Checkpoint Guanábana por fin presenta su primer disco. El disco, titulado #ColombianMeetsBerlin, es para Simón el equivalente al diploma de bachiller de su proyecto.

“Nosotros tuvimos la fortuna de tocar en festivales y buenas venues sin haber sacado un álbum”, confiesa Simón. “Nos íbamos graduando por ventanilla. Sin embargo, todo habría sido aún mejor con un disco publicado. Por eso estamos tan felices ahora. Igual, cada camino y proceso es diferente”.



Uno de esos elementos que influyeron en el proceso es, sin duda, tener a Berlín como base de operaciones. “Desde Berlín estás en carro a solo unas horas de nueve fronteras diferentes”, recuerda Simón. “Eso es una realidad que aprovecho al momento de hacer lobby, sobre todo si se trata de agentes que trabajan en Europa.”

Gracias a un convenio con Deezer, #ColombianMeetsBerlin estará disponible para varios países latinoamericanos (incluyendo Colombia) una semana antes de su lanzamiento oficial en Berlín (16 de abril).

Simón y Alejandro Marulanda contaron con ayuda de varios músicos mientras grababan su disco. Algunos de ellos son ahora miembros oficiales de la banda. El resultado está bien movido y tiene de todo. Hay cumbia, ritmos de tambora, salsa, música de acordeón y beats de electrónica acompañados de guitarras funky.



Berlín fue un punto clave para el desarrollo de lo que hoy muchos recuerdan como el Krautrock.
Checkpoint Guanábana no es ajeno a ello, y hay influencias de música electrónica. Sin embargo, la esencia de su sonido está en el funk, el hip hop y la música afrocubana. Además, se sienten orgullosos de no usar secuencias cuando tocan en vivo.

Merecumbé fue la canción que les abrió las puertas, y es uno de los cortes incluidos en el álbum. Vale la pena escuchar también la canción Checkpoint Guanábana. Su ritmo recuerda una cumbia o un porro, y resume perfectamente el concepto detrás de la banda. Otro tema destacado es Agua, en la que participa Paco Mendoza, uno de los nombres claves cuando se habla de cumbia en Alemania. El sonido de Checkpoint Guanábana ha sido clasificado por muchos como cumbia electrónica, aunque ellos no le prestan mucha atención a esas categorías: “El término cumbia en Europa es muy amplio. Está pasando algo así como lo que pasó con el término salsa hace años, cuando todo lo que sonaba latinoamericano era salsa. Al final son sólo palabras y referencias; no le gastamos mucha energía a eso.”



Para Simón, lo realmente notable en ellos es su recursividad como músicos (una característica común entre los colombianos): “Colombia es uno de los grandes referentes en las músicas del mundo. Está muy presente, es admirada en Europa y todos los saben. Haber nacido allí es un orgullo y la gente en la música lo reconoce también; es como cuando nos identificaban con Pablo Escobar, pero al revés”.

post por Alejandro Lopera @ContactoLopera

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.